La figura de los ACV en el panorama nacional no tiene ninguna representación que vele por los intereses generales e individuales de los mismos. Lo que iba a convertirse en una Asociación de ACVs donde compartir ideas, formaciones y experiencias, se transformó en la idea actual debido a las abundantes e imperiosas necesidades del sector. Así nace este sindicato de todos y para todos.
A través del cuál la figura del ACV dejará de estar en un segundo plano en el ambiente laboral, para estar al mismo nivel que el resto de profesionales veterinarios.

Vivimos en una época donde los títulos importan mucho más que los conocimientos teórico-prácticos. Por lo tanto, el ACV queda relegado a un plano donde no tiene visibilidad siendo prácticamente inexistente dentro del sector.

Desde el SACV queremos dar a los ACV la visibilidad y reconocimiento que merecemos.

Se necesita una clara estructuración de las funciones de un ACV, sin encargarle puestos que no le competen en absoluto.

Además, hay una alarmante necesidad de optar a formación de calidad enfocada al ámbito laboral.

SACV vela por los intereses de todos nosotros en la construcción de un futuro mejor.